¿Se puede vender una vivienda si un heredero no quiere?

¿Se puede vender una vivienda si un heredero no quiere?

¿Se puede vender una vivienda si un heredero no quiere?

Esta es una de las preguntas más recurrentes en referencia a herencias que recibimos en nuestro despacho de abogados en Torrevieja. Muchos clientes quieren saber si es posible vender una vivienda aunque uno de los herederos no esté de acuerdo.

En principio, la respuesta es sí, se puede vender la vivienda aunque uno de los herederos no quiera. No obstante, el proceso para llegar hasta esta resolución es más extenso y complejo de lo que sería si todos los herederos estuvieran de acuerdo.

Como expertos en derecho de herencias te diremos cuáles son las posibles opciones para realizar la repartición de la vivienda heredada. Todo, de forma legal, transparente y siguiendo los procedimientos que corresponden.

¿En qué consiste el proindiviso y la herencia?

Lo primero que debes conocer para poder tratar este caso de forma eficiente es el concepto de proindiviso. Se trata de una vivienda que es propiedad de varias personas por causa de una herencia. Solo es un proindiviso si todos los herederos cuentan con el mismo grado de participación, o sea, el mismo porcentaje de la herencia.

Así que, como despacho de abogados en Torrevieja debemos ser claros con esta respuesta: No se puede obligar a los herederos a vender un proindiviso. Sin embargo, tampoco se puede obligar a los demás herederos a ser copropietarios de la vivienda permanentemente.

En pocas palabras: Alguna de las partes debe ceder, ya sea el heredero que no quiere vender la propiedad, o los herederos que si desean realizar la venta. Es ahí donde hará falta que contrates a un abogado experto en herencias como los que puedes encontrar en López Morueco Abogados.

Opciones para adjudicar o vender una vivienda heredada

Como te acabamos de decir, solo se podrá negociar la propiedad cuando todos los herederos estén de acuerdo con llevar a cabo una solución legal al respecto. Hay varias opciones que pueden interesarte y que no necesariamente tienen que ver con una obligación legal por parte de un juez.

Adjudicación a un heredero

Muchas veces, el problema es que el heredero que no quiere vender vive en la propiedad o quiere quedársela por motivos personales. Entonces, a este inmueble se le considera indivisible.

La solución inmediata es que el heredero que quiere quedarse compre su parte de la propiedad a todos los herederos que quieran vender. Así hasta que alcance el 100% del valor.

Esto solamente se puede hacer cuando todos los herederos están de acuerdo con vender su parte de la propiedad a un único heredero.

Acto de conciliación

Para esto, los herederos deben conseguir a un mediador y consignar una reunión entre todos los herederos, incluyendo el que no quiere vender. En esa reunión, el conciliador presentará diversas opciones a los herederos hasta que todos lleguen a un acuerdo.

Esto se hace para evitar que el conflicto llegue a estancias judiciales. El acuerdo que se firme entre todas las partes tendrá validez legal para dar cumplimiento a sea cual sea la solución a la que lleguen.

Subasta voluntaria

Esta opción existe cuando los herederos no pueden ponerse de acuerdo en cuanto al precio de venta del inmueble. Entonces, los herederos pueden solicitar la subasta voluntaria y al finalizar esta se dividirá la ganancia en partes iguales.

División judicial

Una vez que se han agotado todas las vías de negociación, será necesario que los herederos empiecen un procedimiento contencioso. Aquí se debe dar pie a la división judicial de una casa en común.

En este proceso, será un juez el que defina el procedimiento a seguir (una venta fortuita, la subasta de la vivienda o que sea un perito quien determine el valor de la subasta y realice la repartición cuando se haya terminado el trámite).

Abrir chat
Bienvenido a López Morueco Abogados 👋 ¿Cómo podemos ayudarlo?: