Desahucio, ¡Cuanto antes se inicie mejor!

El mayor miedo de los propietarios que han decidido alquilar una vivienda es que se produzca el temido impago de la renta. Es común que el propietario antes de iniciar cualquier vía legal trate de resolver la situación de forma amistosa, ya sea esperando el pago el durante meses creyendo ciegamente en las promesas del inquilino, aceptando pagos parciales que siempre llegan con retraso etc…

Cuando el propietario acude a nuestro despacho generalmente ha esperado durante meses, en algunos casos hasta un año, a que su inquilino se pusiera al día con los pagos, o incluso se decidiera a pagar la renta. Lamentablemente si un inquilino no paga durante por ejemplo tres meses, es complicado que lo haga si le damos otros tres meses más de plazo, lo único que estaremos consiguiendo es incrementar la deuda.

Cuando se da el impago el propietario debe actuar, al menos enviado la primera reclamación fehaciente del pago (El conocido “Burofax”), ya que el tiempo siempre corre en contra del propietario.

Se ha de tener en cuenta que el proceso judicial de desahucio, por mucho que existan campañas de desinformación por toda la red, no es especialmente rápido, ya que nuestros Juzgados, salvo excepciones, no lo son. No existe el conocido como “desahucio Express”.

Para iniciar el proceso de desahucio, como decimos, se ha de enviar primero una reclamación de pago al inquilino dando un plazo limitado para que pague la renta adeudada, bajo amenaza de iniciar la vía judicial. Esta reclamación impedirá al inquilino pagar la deuda en sede judicial para evitar ser lanzado de la propiedad. Desde que se envía la reclamación de pago hasta que se interpone la demanda se ha de esperar obligatoriamente un mes, (mes que hace que crezca la deuda), y a esto habrá que sumarle el tiempo de tramitación del desahucio, que puede oscilar de los cuatro a los nueve meses, dependiendo de cómo actúe el inquilino.

Los inquilinos que están acostumbrados a no pagar la renta (hay verdaderos profesionales en esto) conocen sobradamente los tiempos de la Justicia, y actúan con total alevosía agotando los plazos, evitando ser notificados, pidiendo abogado de oficio (esto paraliza el proceso de desahucio durante meses dependiendo del Juzgado), etc…

Ahora, además, y gracias a la nueva reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos, antes de proceder al lanzamiento del inquilino, si se aprecia situación de vulnerabilidad, se ha de comunicar con los Servicios Sociales del término municipal donde esté la vivienda, paralizando de nuevo el proceso, hasta que se estudie la viabilidad de conceder una vivienda social.

Como se ve, no existe el “El desahucio Express”, muchos despachos de abogados, generalmente escondido tras páginas web engañosas que sólo buscan atraer a clientes que se encuentran en una situación de intranquilidad, llaman “desahucio express” al hecho de interponer la demanda en un plazo de 24 horas, pero por mucho que se quiera desinformar, la tramitación judicial es igual para todos los procesos de desahucio.

Por eso, es consejo de este despacho que no se espere demasiado para iniciar los trámites del desahucio, ya que cuanto más se espera más crece la deuda, deuda que es muy muy difícil recuperar, ya que la inmensa mayoría de los inquilinos morosos son insolventes de forma voluntaria. Si se encuentran con un problema de impago de la renta pídanos una cita y le ayudaremos, informando de los tiempos del proceso de forma seria y veraz, así como de los costes del proceso, que en función de los casos se pueden fraccionar.

Desde López Morueco Abogados esperamos que este artículo les haya sido de ayuda.